1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://astrologia.about.com/od/GeneralidadesSignos/a/Los-Signos-Y-Las-Partes-Del-Cuerpo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Los signos y las partes del cuerpo

Por

Los signos y las partes del cuerpo
Foto: kgreggain / stock.xchng

Las partes del cuerpo

En el artículo Bases de la interpretación astrológica y en cada una de las descripciones de los signos, se menciona la relación de estos con diferentes partes del cuerpo.

Las partes del cuerpo aportan información acerca del funcionamiento de los signos y de los planetas en los signos. La idea es analizar la manera en que funciona un órgano y extrapolar esto al contexto de la conducta humana. Esta clase de analogías te ayudan a interpretar mejor la simbología astrológica.

Describimos aquí cómo se comportan el Sol, la Luna y Mercurio, de acuerdo a las partes del cuerpo asociadas a los primeros seis signos del zodiaco.

  • Aries: Su parte distintiva del cuerpo es la cabeza. La cabeza es prominente, es lo que más destaca del cuerpo. Se ubica en lo más alto de la anatomía humana. El sistema de control del cuerpo, del cual somos inconscientes en más de un 95%, está en el cerebro. Los órganos de los sentidos están en la cara, poniendo la atención en el presente y el futuro.

    La persona con el Sol en Aries funciona de manera muy instintiva, mirando hacia el futuro y sin engancharse mucho con el pasado. Si la Luna está en Aries, será una persona que necesita actividad constante, como el cerebro que no deja de funcionar. Puede que no piense mucho antes de actuar, pues la acción posee su tiempo y capacidad. Si Mercurio está en Aries la persona tendrá mucha facilidad para captar todo y formarse rápidamente una opinión que comunicará sin pensarlo dos veces.

  • Tauro:La parte distintiva de Tauro es el cuello. El cuello es firme y resistente, se ocupa de mantener la cabeza en su lugar. También es el conector entre la cabeza y el cuerpo. Por el cuello pasan las principales arterias y todos los conductos nerviosos que mueven señales entre cada punto del cuerpo y el cerebro. Todos los ejercicios de cuello se recomienda hacerlos con cuidado, pues una lesión cervical puede afectar la salud en muchos niveles.

    Si el Sol está en Tauro, sabrás que se trata de una persona resistente y con una flexibilidad medida y controlada. Si la Luna está en Tauro, impondrá un ritmo pausado y armónico a la vida. Tendrá buena capacidad para conectar sus emociones con su mente concreta. Mercurio en Tauro te hace una persona de poco hablar y de aprendizaje lento. El cuello observa todo el flujo cerebro-cuerpo en las dos direcciones, así que sólo asimila las cosas cuando comprende la armonía del conjunto.

  • Géminis: Su parte distintiva son las manos y los pulmones. Las manos son la expresión de la curiosidad. Todo lo queremos tocar para identificarlo y reconocerlo mejor. Los pulmones son el fuelle de la vitalidad, los proveedores de combustible para que la maquinaria humana siga funcionando. Podemos pasar semanas sin comer y días sin beber agua, pero sólo unos minutos sin respirar.

    El Sol en Géminis aporta una esencia vivaz, curiosa y despierta, que transmite confianza, buen humor y es de fácil trato. La Luna en Géminis aporta una diversidad de intereses que hace difícil enfocarse en bien en todos. Mercurio en Géminis no para de hablar jamás, pues su aliento es infinito. Las ideas no dejan de aparecer en forma de proyectos "exitosos" que casi nunca se pueden realizar.

  • Cáncer: El estómago es su parte distintiva. Es un órgano oculto que funciona en silencio la mayor parte del tiempo. Reclama mucha energía para hacer su trabajo de procesar los alimentos. Si algo no funciona bien, produce reflujos ácidos, náuseas y vomitos. El estómago es muy sensible al tipo y el estado de los alimentos que recibe.

    El Sol en Cáncer hace que la persona busque ambientes y compañía que le den apoyo, seguridad y confianza. La Luna en Cáncer hace que la persona procese emocionalmente todos los eventos del día. La sensibilidad está a flor de piel. Mercurio en Cáncer hace que las personas sean muy reservadas con sus verdades más íntimas. Si alguna vez las expresan, es de una forma abrupta que puede sonar agresiva a ratos.

  • Leo: Le representa el corazón. No deja de latir hasta el final. Gracias a su función, cada rincón de nuestro cuerpo recibe los nutrientes que necesita. Poetas y amantes le hacen responsable y depositario de la energía del amor. Queremos llegar al corazón de algo, cuando buscamos su esencia última y la respuesta final.

    El Sol en Leo marca una posición central para la persona. Las cosas deben moverse a su alrededor, o al menos así debe sentirlo. La Luna en Leo imprime un pulso constante de actividad organizada, como la del corazón. Las arritmias no son bienvenidas. Mercurio el Leo, busca comunicar con dramatismo, tratando de darle un carácter esencial y trascendente a todo lo que dice.

  • Virgo: La parte del cuerpo asociada a Virgo son los intestinos. Hacen el trabajo de decantar o separar lo útil de lo inutil. Toman los nutrientes necesarios y el excedente y lo que no es digerible, se desecha. Pero esto no se hace instantáneamente, sino a través de un largo tránsito intestinal.

    El Sol en Virgo imparte la cualidad innata de saber qué puede y debe aprovecharse y qué no. La Luna en Virgo crea una tendencia a mantener orden e higiene en todo momento. Pueden lidiar bien con toda clase de caos y estructurarlo. Mercurio en Virgo aporta una mente que discrimina todo el tiempo y un lenguaje agudo, que busca siempre la precisión.

Continúa con los signos restantes aquí en Los aignos y las partes del cuerpo (II).

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Astrología
  4. Signos
  5. Generalidades de los signos
  6. Los signos y las partes del cuerpo

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.